Los Roques. La Venezuela más salvaje

Los Roques, la Venezuela más salvaje

La primera vez que escuché hablar de Los Roques yo tenía los escasos 18 años de edad, justo en ese momento encontré la pasión del submarinismo, y estas islas son sinónimo de buceo, inmersiones, destino de submarinismo.


Se trata de un conjunto de islas y cayos que pertenecen a las Antillas Menores, pertenecientes a Venezuela. El Parque Nacional de Los Roques posee el arrecife de coral más grande del Caribe, y por este motivo es sin duda un excelente lugar para sumergirse y disfrutar de Tortugas marina, en concreto la Tortuga Verde, tiburones de arrecife y fauna acuática de todo tipo.


A pesar de la fauna marina, no todos piensan en este destino como lugar donde disfrutar de la fotografía de aves… pues bien, aquí descubriréis que, si queréis unir fotografía de naturaleza con viaje familiar más playas idílicas, debéis tener presente este destino.


Como llegar…

Para poder visitar Los Roques podemos hacerlo por Mar o por aire, sinceramente os aconsejo hacerlo por aire, para ello deberemos dirigirnos hacia Caracas para seguidamente coger rumbo al aeropuerto doméstico donde podremos comprar un billete de avioneta, la cual nos llevará a este paraíso.

El precio esta en torno lo 120€ por persona y el trayecto dura unas 2 horas. A día de hoy los vuelos solo los opera la aerolinea Conviasa. 


Para llegar a ellas nunca podremos hacerlo con grandes aviones ya que la pista de aterrizaje se encuentra en la mayor de las islas, El Gran Roque. Esta pequeña pista de aterrizaje es la que da acceso al 95% del turismo del archipielago, pero no penséis que encontrareis grandes aglomeraciones de personas… es un lugar que a pesar de toda la información que podemos disponer en Internet, no es muy conocida y os puedo asegurar que son las mejores playas en todo el Caribe, para mi, es el destino de playa por excelencia.

Ya estamos en Los Roques... ahora que…

Primero deciros que lo único asfaltado en todas las islas es la pista de aterrizaje… todo esta a mano. De todas las islas la que aconsejo tener como base es El Gran Roque, podremos ir andando sin problemas hacia nuestra posada, sin perdidas de ningún tipo, realmente este pueblo tiene una calle principal con pequeñas callejuelas que se ramifican, una bonita plaza central donde esta la farmacia del pueblo así como algún que otro lugar donde comer o tomar algo. Al final del pueblo es dónde encontraremos la casa del médico donde podremos acudir si tenemos cualquier pequeño problema médico.

Donde dormir...

En el archipiélago, la única opción de la que disponemos para poder dormir es la de las posadas. Estas pequeñas construcciones no acostumbran a disponer más de 5 o 6 habitaciones, por este motivo es tan importante organizar el viaje con mucha antelación.

Disponemos de gran variedad de precios que están entre los 75$ por persona y noches hasta 120$-180$ por persona y noche.

En las posadas más caras acostumbran a entrar todas las comidas y los paseos en barca a los cayos más cercanos con almuerzo, sombrilla y sillas incluidas.

Las visitas a las diferentes islas se hacen, como es lógico, mediante lanchas de lugareños, los cuales se pueden alquilar a un precio que rondan los 20$ a 50$, estas son compartidas, aunque podemos alquilar una embarcación más grande donde podemos ir hasta 8 personas por unos 250$ todo el día.

Un tema muy importante es la de entrada al Parque nacional Los Roques, esta entrada cuesta 24$ por persona.

Aquí os dejo unos cuantos enlaces a diferentes posadas:

 Posada Guaripete / Posada Natura Viva / Posada Piano y Papaya / Posada Galapagos / Posada Lagunita

Tengo que dejar claro que es un destino apto para ir en familia, los niños disfrutarán del lugar. Los Roques son tranquilos, sus habitantes increíblemente amables y siempre tienen una sonrisa dibujada en la cara, gente y lugar cálido, respetuosa y digna de conocer. Si os gusta viajar en familia este es vuestro destino.

Que podemos fotografiar ...

Este destino es increíble para todo fotosub, es un verdadero paraíso marino, podremos encontrar desde tiburones hasta la fauna típica que habita en zonas coralinas caribeñas, peces ángel, peces cirujanos, tortugas marinas entre otros.

Grandes esponjas dignas de un bonito paisaje submarino, pero no todo es eso, en estas islas podremos disfrutar de gran variedad de avifauna, recuerdo ver águilas pescadoras a diario, sobretodo en Nordisqui.

A primera hora de la mañana, en el Gran Roque, cuando los pescadores llegan de su jornada de pesca a puerto, podremos ver la aparición de Pelicanos ( Pelecanus Occidentalis ), Gaviota de veras ( Sterna fuscata ), Gaviota Guanaguanare ( Larus atricilla), Golondrina de mar ( Oceanodroma leucorhoa ), Tiñosa Chocora ( Anous minutus ), Tijerete de Mar o Fragata ( Fregata magnificens ), Boba rabo Blanco ( Sula sula ), Boba Marrón ( Sula leucogaster ), Boba borrega ( Sula dactylatra ), Chiparo (phaethon aethereus ).

En lagunas y playas nos encontraremos con flamencos y limícolas como:

Flamenco ( Phoenicopterus ruber ), Cotúa olivácea (Phalacrocorax olivaceus ), Garzon cenizo (Ardea herodias), Chicuaco enmascarado( Nycticorax violaceus), Caracolero (Haematopus palliatus), Aguila pescadora (Pandion haliaetus), Playero acollarado (Charadrius collaris), Frailecito (CHaradrius alexandrinus), Playero turco (Arenaria interpres), Playero cabezón (Pluvialis squatarola), Playero picogrueso (Charadrius wilsonia), Playero solitario (Tringa solitaria), Tigüi-tigüe (Tringa flavipes), Playero aliblanco ( Catoptrophorus semipalmaturs), Playero coleador (Actitis macularia) entre otros limicolas.

Dejando de lado la fauna del lugar, no podemos olvidar el potencial paisajista que tienen este grupo de islas, playas solitarias de arena blanca, aguas transparentes con diferentes tonalidades, cielos limpios y lleno de nubes caprichosas en momentos muy esporádicos.

Personalmente, llevaba el equipo fotográfico completo a todas horas, desde que me levantaba hasta que me acostaba, equipado con teleobjetivo, angular, filtros y trípode.

La necesidad de filtros de densidad neutra y degradados son obligatorios, el reflejo de la arena es impresionante, debemos controlar la entrada de luz en nuestro sensor, incluso a primeras horas de la mañana. Atardeceres y amaneceres de ensueño. Sin duda, el fotógrafo disfrutará.

Lugares de visita obligada...

Para comenzar, estos lugares son basados en mi propia experiencia, realmente creo que cada cayo tiene su "secreto", cada uno es totalmente diferente al otro, pero aquí os diré los que a mi personalmente más me impactaron.

*Dos Mosquises: En realidad dos Mosquises son dos islas, en la sur esta situada el centro de investigación biológica marina, construida en 1976. Aquí realizan programas de crianza y protección de tortugas marinas, en este punto nos informaran mediante una visita muy interesante sobre el trabajo que realizan para la conservación de la fauna marina y en especial de las tortugas. Allí podremos ver bastantes tortugas verdes en cautiverio, las cuales al cabo de los años retornan a su hábitat, haciendo de esta forma un gran trabajo conservacionista y medio ambiental.

En la isla Norte, no existen infraestructuras, pero si se han encontrado restos de antiguos pobladores, los cuales si lo solicitamos, nos pueden informar en la isla Mosquises Sur.

*Madrizqui y Francisqui: En estas dos islas podremos disfrutar de increíbles playas y mucha cantidad de aves marinas. Disponen de zona de manglar y esto nos da posibilidades de observar y fotografiar gran variedad de aves.

*Norisquises: Es aquí donde más avifauna vi, en concreto ver águilas pescadoras era la tónica del día, gran cantidad de gaviotas y limícolas, sin pasar por alto la gran cantidad de tortugas marinas que vimos en nuestros baños... IMPRESIONANTE.

*Cayo de Agua: Este lugar no se puede pasar por alto... se trata de dos cayos unidos por un istmo de arena blanca que se puede disfrutar en las meses de junio a septiembre, fuera de esta época las mareas suben y queda cubierta por el mar.

Podremos caminar por una lengua de arena de unos 2 metros de ancho donde tendremos playa a izquierda y derecha, un agua cristalina, caliente, muy caliente... la verdadera esencia del caribe de postal esta aquí. No os olvidéis el equipo fotográfico cuando la visitéis.

*Cayo Muerto: Este cayo no es conocido, de hecho no encontraras mucha información en la red, pero esta pequeña isla, muy pequeña, tiene unas aguas cristalinas que te esperan solo a ti. Para visitarla tendréis que solicitarla expresamente al capitán.

Conclusiones...

Sin duda, Los Roques no son un destino muy económico, es un lugar muy alejado del ajetreo que tenemos en el resto del mundo, esto hace que una botella de agua potable tenga mucho más valor que en tierra firme. Los roqueños son muy conscientes de la maravilla donde habitan, por eso son tremendamente respetuosos con el medio ambiente.

No esperéis encontrar asfalto en las islas, tan solo en la pista de aterrizaje, pero en el resto podrás pasearte descalzo como el resto de los lugareños.

Con siete días de visita tendremos más que suficiente, pero os aseguro que nunca las olvidareis y deseareis volver. En los Roques no existen zonas escondidas donde se encuentre suciedad, no existen zonas donde la población menos favorecida se esconda, aquí veréis la realidad de Los Roques nada más aterrizar.

Aprovechad la visita y no dejéis ni un solo objetivo en casa, aquí todo os servirá, si buscáis el paraíso, Los Roques es vuestro destino

Ahora solo queda animaros y visitar este paraíso para fotógrafos y no fotógrafos.
¿OS ANIMÁIS?
Si necesitáis algo no dudéis en preguntarme, siempre podemos organizar un buen viaje

contenidos © Javier Fernandez Traperocreado en Bluekea